LOS PRIMOS

147

SON LOS BALTAZAR, LOS RICOS DEL PUEBLO…

En Cerralvo los rumores comienzan a crecer y lo que se dice no es muy bueno que digamos, resulta que algunos ciudadanos ya están viendo con malos ojos a los Baltazar Martínez, tanto al papá como al hijo.

Porque afirman que el único crecimiento que hay en el pueblo es el de sus familias, viviendo de manera muy holgada, derrochando dinero, creciendo en sus propiedades (incluso hablan de prestanombres) para esconder sus bienes… es decir, que son los ricos del pueblo.

Pero esos que hablan afirman que no lo hacen por envidia, sino porque los Baltazar Martínez se han eternizado en el poder y, por ende, del presupuesto que manejan a su antojo… ya están causando mucha desconfianza entre las familias del ese rancho.

Sí, es cierto, ellos andan muy sonrientes todos los días y en el pueblo mucho se dice que no es porque tengan mucha gracia, sino porque se ríen del pueblo haciendo sus grandes negocios personales en ese pueblo tan pequeño.

Será el sereno, pero hoy los Baltazar Martínez están siendo muy observados por su gente y mucho se habla del crecimiento económico que están teniendo desde hace más de seis años y todo gracias al bendito poder.

Si a Los Primos nos preguntan que si los Baltazar Martínez son corruptos, les responderemos con toda franqueza que no nos consta, pero si nos preguntan que si son decentes, les diremos con la misma franqueza que tampoco nos consta… lo único que comentaremos es que cuando el río suena, es porque los Baltazar Martínez se están “bañando”, y no precisamente en El Sabinal.

VUELVE MARIO ROJO A COMUNICACIÓN DE LA UANL…

Quien volvió por sus fueros a la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Nuevo León fue Mario Rojo… se acabó la persecución que había en su contra en los tiempos del ex Rector, Rogelio Garza.

Ahora, con Santos Guzmán al frente de la Máxima Casa de Estudios, Mario Rojo asume la coordinación de la FCC y con ello no sólo recupera un cargo, sino que esto servirá para limpiar su nombre.

Y es que no se olvida que el susodicho fue víctima de una persecución política por parte de los mandos anteriores, quienes lo orillaron dejar la Facultad de manera denigrante, pero todo indica que los tiempos en la UNI han cambiado, es decir, que lejos de fomentar el revanchismo y las rivalidades internas, más bien se da paso a la cordialidad y el respeto… bien por esa mano izquierda del Rector Santos Guzmán.

Y LA RAZA TRABAJADORA…

Hace unos días el Secretario del Trabajo en el Gobierno del Estado, Francisco Rojas Veloquio, se aventó una jugada a medias con eso de la firma de un pacto por la paz laboral de Nuevo León.

Y decimos que fue una jugada a medias porque, efectivamente, logró que tanto el gobernador, empresarios, sindicatos y hasta legisladores, signaran ese convenio y fuera atestiguado por todos los jerarcas políticos y empresariales… ¿pero que creen?… faltó el ingrediente principal que fue la clase trabajadora.

Porque ni crean que el empresariado o los líderes obreros representan a la racita de sol, en los besos y abrazos que se dieron los presentes en ese evento de hace unos días, faltaron anuncios, como mejoras a los salarios, porque muchos trabajadores ganan sueldos de hambre.

Es decir, que la simulación estuvo buena, pero nadie habló sobre alzas salariales para aquellos que vienen ganando un salario que muy apenas les alcanza para frijoles, tortillas y chile… y que, en muchas de las veces sólo les alcanza para puro chile… ¿o no?