LOS PRIMOS

147

LAURA PAULA REDOBLA ESFUERZOS…

Sin duda que Laura Paula López Sánchez ha dejado en claro a lo largo de su carrera política que es una mujer de lealtades, de entrega y de trabajo, virtudes que la han llevado a donde está, a dirigir el Instituto Estatal de las Mujeres en Nuevo León.

Su compromiso con la sociedad y con este gobierno estatal le servirá a Nuevo León para enfocar acciones y atender a las mujeres, sobre todo a aquellas que se sientan vulneradas y amenazadas dentro y fuera de sus casas.

Laura Paula tiene clara su tarea, generar acciones que fortalezcan la seguridad y el desarrollo de las mujeres, como se ha venido haciendo desde el primer día en que tomó posesión, sin embargo, se han redoblado esfuerzos ante el aumento de los feminicidios acontecidos en los últimos meses.

La funcionaria estatal sabe que urge dar más resultados, por ello es que ha establecido acuerdos con diferentes entes de gobierno, asociaciones civiles y privadas para que las mujeres estén libres de violencia, libres de acoso y puedan desarrollarse en un ambiente sano y seguro.

Es cierto, la seguridad debe aumentarse, se debe trabajar más en la prevención y en la protección de las y los ciudadanos, pero la tarea que tiene Laura Paula es crear condiciones óptimas para que las mujeres puedan vivir más seguras… y así lo hace.

LORENA, CON VOZ LEGISLATIVA…

Pues vaya que la diputada local del PRI, Lorena de la Garza, empujó fuerte su propuesta para activar el Protocolo Alba, que indica que las mujeres o niñas sean buscadas en el primer minuto en que se denuncie su desaparición.

Lo anterior indica que no sólo Lorena, sino todos los diputados locales, se pusieron las pilas para atender uno de los problemas que ha metido en una crisis a Nuevo León… dentro de todo lo malo que está pasando en el Estado, es bueno reconocer que no todos nuestros gobernantes o representantes estén echados en la “hamaca”.

Está visto que Nuevo León necesita líderes, pero sobre todo, representantes comprometidos a trabajar para acabar con este “mal” que ha llenado de miedo las calles del Estado.

Qué bueno que Lorena de la Garza haya presentado la propuesta, pero qué mejor que los diputados locales la hayan respaldado, sin miramientos políticos, sin pensar en quién se lleva la “medalla”, sino más bien, buscando la forma de ayudar a resolver este grave problema… ¡aplauso para todos!