LOS PRIMOS

295

Por Mac’s 

JUAN IGNACIO BARRAGÁN, EL “CHUPACABRAS”… 

La crisis de agua no sólo ha dejado en claro que los nuevoleoneses estemos padeciendo la falta del vital líquido, sino también, que tenemos al verdadero “CHUPACABRAS” como director de Agua y Drenaje de Monterrey. 

Juan Ignacio Barragán está en pañales para eso de superar el gran problema que tiene Nuevo León, pero lo peor, prefiere encajarle la uña, dientes y hasta los colmillos a los nuevoleoneses al elevar consideradamente el cobro de agua en sus recibos. 

Y es que las quejas sobre el cobro de agua en el último mes se elevaron hasta en un 300 por ciento, es decir, que quienes pagana 100 pesos ahora pagan 300, los que pagaban 270 ahora pagan 850 pesos y así sucesivamente. 

¿Pero por qué el abuso?… pues porque Agua y Drenaje de Monterrey tiene un presupuesto para este año 2022 de 0.00 pesos… ¿cooomooooo?, así como lo está leyendo, no hay dinero para el rubro denominado OBJETIVO 36 que significa: ASEGURAR LA DISPONIBILIDAD DE AGUA A MEDIANO Y LARGO PLAZO. 

¿Y cuándo se alertó sobre la crisis del agua?… pues desde el año pasado… ¿y qué hizo este gobierno?… pues no aplicar un solo peso y ver mejor por otros proyectos como líneas del metro, carretera interserrana, carretera Colombia y obras de esas que sólo servirán para pagarle favores a las constructoras que le apostaron a la campaña. 

Por ello es que ahora Juan Ignacio “El Chupacabras” Barragán, urbanista (y quién sabe qué será de Fernando Elizondo Barragán), ha decidido aumentar el costo del servicio de agua al ya tan sufrido pueblo. 

¿Ahora sí ya valió puro sorbete, porque es el ciudadano quien está pagando caro la ignorancia (o valemadrismo) de los funcionarios del gobierno estatal… pero usted, amigo lector, ¿qué opina? 

 

MARCO GONZÁLEZ Y SUS “VIUDAS”… 

El que dejó muchas “viudas” en el municipio de Santiago es Marco González “El Loquillo” Valdez y es que como candidato de Morena a la alcaldía les prometió “las perlas de la virgen” a todos aquellos que lo apoyaron en su campaña. 

Les prometió que siempre iba a estar de su lado, que su amistad era para siempre y quién sabe cuántas mentiras más. 

Pero la triste realidad despertó a todos sus “amigos” santiaguenses, pues ahora como funcionario estatal, dirigiendo la Secretaría de Desarrollo Regional y Agropecuario, así como la Dirección General de la Corporación para el Desarrollo de la Zona Fronteriza de Nuevo León, ya ni el saludo sabe regresar. 

O sea que el amor profesado por Marco González “El Loquillo” Valdez a los santiaguenses era ficticio y la amistad ofrecida no fue más que una conveniencia política. 

Lo cierto es que los desaires son tan grandes hacia la mayor parte de sus hoy ex seguidores que ya lo ven como “cadáver” político… es decir, que en Santiago no tiene futuro porque le van a pagar con la misma moneda… con el desprecio… ¡aijuesú!, un caso digno de llevarlo con Silvia Pinal (antes de que se nos vaya, dijera Adela Micha) a “Casos de la Vida Real”. 

 

LA PÉSIMA DEFENSA DE JAIME… 

El exgobernador Jaime Rodríguez Calderón, “El ex Bronco” y ahora mejor conocido como “La Presa Fácil”, cometió muchos errores, como gobernador eligió mal a su equipo de trabajo y vuelve a fallar al elegir a sus abogados. 

La defensa no sabe qué hacer, jurídicamente se han visto mal, y políticamente peor… para donde vamos Los Primos es que tanto el abogado “Con Pelos” como su socio “Sin Pelos” (es que no sé cómo se llaman) sabían que enfrentarían una lucha jurídica y política que hasta hoy van perdiendo. 

Y es que se nos viene a la mente cuando Rodrigo Medina estuvo bajo proceso, se trajo al experimentado abogado, “El Poca Carne” (tampoco nos acordamos cómo se llama), seguro le invirtió muchos millones a su defensa y el resultado fue genial, pues sólo duró unas horas en el penal del Topo Chico, al menos así fue esa mímica. 

Pero Jaime “La Presa Fácil” Calderón ya tiene semanas y ni siquiera lo pueden llevar a un hospital privado para su atención médica… bueno, lo peor, ni siquiera le pudiera comprar una “batita mágica” como la que le consiguieron a Eduardo Bailey y desapareció cuando Jaime emprendió una persecución política en su contra. 

La cosa es que Jaime Rodríguez se sigue equivocando y eso le sigue costando muy caro… y no hay quién le ayude, bueno, solo su esposa quien le perdonó todo, para salir en su defensa.