LOS PRIMOS

599

TIENE ADRIÁN DOBLE “AMPARO”…

El presidente de la Unión Ganadera de Nuevo León, Adrián de la Garza Tijerina, tiene doble “amparo”… primero, pues es un priista consolidado que ha ocupado cargo como diputado y, segundo, que tiene la bendición de su sobrino Arturo “El Boni” de la Garza, diputado federal por Movimiento Ciudadano.

Ante la protección política que posee, siente que puede estar por encima de la crisis del agua que se vive en Nuevo León y, sin tener conciencia, sigue adelante con el proyecto de la Expo Feria de Guadalupe, la que disfraza como una fiesta familiar, pero que en realidad no es más que una magna cantina.

Seguramente el negocio es tan grande que le deja buenas ganancias y antepone eso, sus intereses económicos personales, que entender que Nuevo León está para ahorrar agua, no para tirarla en este tipo de eventos donde los consumos son bastante considerables.

Porque mantener limpias las áreas de restaurantes, baños, exposición de ganado, juegos mecánicos se necesitan miles de litros de agua en la temporada que dura, por si no lo saben nuestros gobernantes, más de mes y medio.

Entonces son casi 60 días que dura la feria donde el tiradero de agua será descomunal y nadie se atreve a poner un alto al tramposo que se disfraza de ganadero para hacer de una feria su gran negocio de cada año.

¿Dónde está el gobernador Samuel García?… ¿dónde está la alcaldesa de Guadalupe, Cristina Díaz?… ¿dónde está Juan Ignacio Barragán, director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey?… ¿dónde está el director regional de la Conagua, Luis Carlos Alatorre?… ¿dónde están los diputados?… ¿quién carajos cuida el agua?

Porque no es posible que mientras las familias del Estado sufran de cortes de agua, reducciones en el servicio, programados y no programados, permitan que vivales como Adrián de la Garza Tijerina lleve a cabo eventos donde, lo único que busca no es el esparcimiento familiar, sino el cómo va a rellenarse los bolsillos de dinero.

¿Quién para a este traficante de influencias?

PEDRO GARZA… OOOOTRA VEEEEEZ?…

Como si no hubiera más panistas en Guadalupe de cuál echar mano para ir en busca de la alcaldía, Pedro Garza Treviño se vuelve a apuntar para ir como candidato del PAN y, si bien le va, respaldado por una coalición PRI-PRD-PAN.

Resulta que éste “vendido”, así le llama la militancia albiazul, ya se anda moviendo para volver a ser el elegido, como que no entienden los panistas que cuando tuvo la oportunidad de ganar, simplemente se entregó a los brazos del PRI.

La historia así lo dice, Pedro “El Vendido” Garza perdió por una falla jurídica al no entregar sus recursos en tiempo y es provocó que sus impugnaciones se quedaran en el bote de la basura… por eso los panistas afirman que “se vendió”.

La cosa es que ahora este falso predicador vuelve a las andadas, como que ya le encontró sabor a eso de hacer negocios electorales a costillas de la militancia que siempre lo apoyaron y que Pedro no tuvo empacho, ni vergüenza alguna, para cometer “errores” jurídicos que lo dejaron fuera de la alcaldía.

RUMORES EN PALACIO DE CRISTAL…

Donde habrá que parar las antenas es en el Palacio de Cristal de Monterrey porque mucho se ha rumora sobre la posible salida del Tesorero, Rafael Serna… el problema, es que cada día cobra más fuerza.

Dicen que el Tesorero no concuerda con muchas decisiones, sobre todo en secretarías como la de Ayuntamiento, a cargo de Lucía Riojas y eso ha provocado una serie de encontronazos que parecen haber fastidiado al encargado de los dineros públicos… ¿será?

EL PASADO DE JULIO RAMÍREZ…

Hay un personaje que le gusta mucho la política, pero para sacar beneficios personales y ese es el caso de Julio Ramírez, un ex panista que estuvo al inicio del gobierno independiente de Jaime Rodríguez, pero que luego del “CobijaGate” saltó como tapón de sidra.

Este individuo, cuenta la leyenda, es recordado por algunos proveedores del gobierno estatal como uno de los operadores sucios en la gestión de “El Bronco”, al pedir “moches” a cambio de sacarles pagos… esos proveedores afirman que les exigían hasta el 30 y 40.

¿Será cierto?… pues a Los Primos no nos consta, pero los que saben afirman que Julio Ramírez era el abre puertas del palacio para que los proveedores, a quien el gobierno de Rodrigo Medina no les alcanzó a pagar al final de su fatídico sexenio, entraran a una oficina a negociar los pagos pendientes.

Entonces, esta clase de pseudo políticos están tan “quemados” que más vale parar las antenas e irlos identificando para evitar su llegada a cargos públicos… bastante mugre política hay en los gobiernos como para aceptar más.