Los Primos

22

A QUIEN ENGAÑA SAMUEL?…

El que sigue estando en entredicho es nada menos que Samuel García, quien aspira a la gubernatura y que de buenas a primeras dejó atrás esa férrea campaña que traía contra el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón.

El senador se veía como todo un perro Doberman para eso de atacar a su presa, quería primero destituir a “El Bronco” y no sólo eso, sino hasta dijo que lo metería a la cárcel por corrupto… pero al final terminó siendo un perrito “Chihuahua”.

¿Qué pasó? ¿negoció algo?… pues no se sabe a ciencia cierta, pero cuando Samuel decidió desistir de la campaña en contra de Jaime Rodríguez, fue después de que el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, de Movimiento Ciudadano, se reuniera en secreto con Samuelito y luego, también en privado, con el gobernador de Nuevo León o viceversa.

¿Entonces hubo negociación?… pues nadie dice nada, lo que sí es que luego de esas juntas en los oscurito, todo cambió en Samuel, se le bajaron las ínfulas de querer meter a la cárcel a “El Bronco” y optó por, según él, no perder más el tiempo en ese tipo de actos que no lo llevarían a ninguna parte.

Pues nuestro querido senador se equivoca, esa cambio radical de no atacar más al gobernador, sí lo lleva a una parte… a quedar como un falso defensor de la legalidad, de la justicia y como un político que también solapa la corrupción del sexenio de Jaime Rodríguez, como él mismo acusaba… ¿o usted qué opina?

VÍCTOR FUENTES NO ENTIENDE…

Muy, muy pero muy desesperado anda el otro senador, pero del PAN, Víctor Fuentes Solís, quien ahora quiere aparentar ser el paladín de la democracia dentro de su partido… anda pidiendo a gritos que sean los ciudadanos quienes decidan al próximo candidato a la gubernatura de Nuevo León.

¿Neta?… ¿habla en serio?… porque si por algo ha crecido en política Víctor Fuentes es precisamente por la falta de democracia en el Partido, como lo hemos señalado en éste mismo espacio, gracias al “dedazo” a la imposición o como usted le quiera llamar, es como ha logrado ser diputado local, federal y luego alcalde de San Nicolás… así, sin democracia interna, menos abriéndose a los ciudadanos.

Lo que tiene fuera a Fuentes de toda posibilidad de ser el candidato a gobernador es porque en el PAN, sus líderes, sus militantes, todos, fueron traicionados por este arrogante político.

A Víctor Fuentes no le van a perdonar sus traiciones y si eso hizo con quienes le dieron para que comiera con mantequita de puerco, ¿qué se puede esperar el ciudadano común?… no señor senador, de tipejos como usted el pueblo ya está bien harto.