Los secretos oscuros de Samuel García

Samuel García ha sido señalado por diversos actos

El peor enemigo de un político son sus oscursos secretos y más si éstos salen a la luz, pues le pueden acabar la carrera política e incluso hasta mandarlo a la cárcel.

Esto le está pasando a Samuel García, aspirante al Senado por Movimiento Ciudadano, diputado local por el mismo Partido y además también dirigente estatal.

Reporte Índigo, prestigiado medio electrónico, reveló hace unos días diversas investigaciones relacionadas con el abanderado ‘naranja’, quien se ostenta en decir que está harto de la corrupción.

El medio informa sobre compras de casas millonarias, autos último modelo con valores de cientos de miles de pesos y exhibe la falta de explicación sobre la procedencia de estos recursos y tal vez uno de los más graves, la evasión de impuestos.

García, todo indica, compró casas en el municipio de San Pedro para él y su familia, pero al realizar la compra aseguró ser un estudiante, por lo que se le exentó del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

El pago de estas dos propiedades, que suman 28.8 millones de pesos, las realizó bajo la premisa que era estudiante, por lo que no pagó los impuestos correspondientes del terreno en San Patricio, con 830 metros cuadrados y el otro de 757 metros cuadrados, en una primera compra.

Esta transacción, se realizó en mayo de 2014, dio a conocer la investigación del medio electrónico, donde ambos terrenos costaron 15 y 4 millones de pesos, respectivamente.

En una segunda transacción, de diciembre del 2014, con valor de 9 millones de pesos, en la colonia Jardines de San Agustín, también en San Pedro.

Para estas compras, la transacción fue casi igual: pagó con cheque de caja el monto de los terrenos y se presentó como estudiante, por lo que recibió la exención del ISR.

Cuando realizó estas compras, según se señala en su biografía, el también diputado local ya era dueño y socio de tres empresas en Nuevo León y realizaba un doctorado en Política Pública y Administración Pública, en la Escuela de Graduados en Administración Pública y Política del Tecnológico de Monterrey.

Samuel García, de 30 años, se ha visto inmiscuido en otras polémicas, como facturas a empresas fantasmas cuando ya era diputado, un adeudo de 200 mil pesos de sus vehículos en el Pago de la Tenencia, entre otras cosas.

Lo anterior podría demostrar que Samuel García sólo es honesto de los dientes para fuera, pero por dentro, puede estar plagado de ilegalidades y de corrupción.

Comparte esto:

Shortlink:

You must be logged in to post a comment Login