Angeles de carne y hueso…

Por Conny Carrizales

08/04/2011. Monterrey, Nuevo León.- Ante el derrumbe de una fachada antigua en el centro de la ciudad de Monterrey, que trajo como consecuencia que tres personas que pasaban por el lugar quedaran semisepultadas, queda al descubierto una lección de vida y de motivación que tanto necesita este tan golpeado y desesperanzado estado de Nuevo León… hay sentido humano.

La unión de los regios quedó demostrada una vez más cuando ciudadanos que de la nada surgieron y se enfocaron a rescatar a esas tres personas que habían quedado bajo el pesado escombro, actuaron como verdaderos ángeles…

Todos esos ángeles  de carne y hueso que vimos a través de la pantalla de televisión eran en su mayoría de condición humilde, actuando de manera inmediata bajo la única preocupación de rescatar al prójimo.

En estas acciones es donde podemos ver la luz de la esperanza, la motivación que requerimos de que con unidad y voluntad los neoloneses podemos vencer las adversidades propias de una época difícil a la que desafortunadamente no somos merecedores, gente buena y trabajadora son las características propias de nuestro Estado y eso quedó demostrado ante este accidente.

Hoy, estamos viviendo una dura prueba, es imposible dejar de sentirse desanimado ante la ola de inseguridad que estamos padeciendo, pero nuestra actitud no requiere resignación, más bien es tiempo de demostrar coraje y valentía, cultivar un espíritu de servicio y de unión ante lo que estamos viviendo… sería un error imperdonable dejarse abatir por las dificultades  y actuar como un pueblo pasivo.

Que esta ejemplar acción nos sirva como lección de vida y que despierte nuestro entusiasmo para no dejarnos vencer por la adversidad, lo que no nos mata, nos fortalece.

En hora buena para estos héroes anónimos o mejor dicho, para estos ángeles de carne y hueso…

Shortlink:

You must be logged in to post a comment Login