Robo en despoblado!…

Resulta tarjeta Feria un fraude     

Por Rubén Montoya

Lo que empezó como el primer paso para realizar de la Ciudad una Metrópoli moderna, pasó a ser un proyecto que trae más dolores de cabeza que soluciones integrales.

La Tarjeta Feria, que originalmente buscaría darle mayor seguridad al usuario del transporte público al momento de pagar su pasaje, rapidez a la hora de cobrar y tener un control con los conductores de las unidades, ha pasado a ser un verdadero fraude… y de proporciones monumentales.

Desde que se anunció el proyecto, hace ya varios meses, estuvo rodeado de dudas y ahora, que el Gobierno del Estado dejó en claro que se iniciaría el uso en la totalidad de las unidades de transporte urbano, el descontento ha sido generalizado.

Sin embargo el verdadero problema no recae directamente en el gobierno estatal, sino de los encargados de emitir esta tarjeta, la empresa Enlaces Inteligentes, quienes son los responsables de emitir los plásitocos, así como manejar el crédito de ellas.

la Tarjeta Feria es adquirida en cualquier establecimiento que la empresa tiene en la Ciudad, así como en las tiendas de conveniencia Oxxo, donde por un precio de 20 pesos, el usuario adquiere la misma.

Al igual que con los teléfonos celulares, se recarga ‘saldo’ que al momento de abordar las unidades, el usuario pasa su tarjeta por un lector que cobra el pasaje exacto, sin necesidad de que el conductor lo haga.

Para aquellos usuarios que no cuentan con la Tarjeta, el cobro es unitario, al pagar la cuota de $10 pesos cada que aborde una unidad.

Sin embargo, los problemas se han venido en cascada, pues ya hay miles de quejas de usuarios con saldo perdido, problemas para tramitar sus Tarjetas personalizadas (para pagar menor pasaje, como estudiantes y personas de la tercera edad), así como negación de pagar la tarifa diferenciada.

Sólo basta con acercarse a cualquier usuario que esté esperando abordar alguna de las rutas urbanas para dejar en claro el total y completo fracaso que ha sido la Tarjeta Feria.

Don Rubén Martínez, quien espera su camión en el Centro de la ciudad, expresa que está muy mal organizado, pues nunca tuvieron una buena planificación para implementar este nuevo sistema de cobro.

“Lo del transporte está muy mal, está muy mal organizado. Faltan apoyos porque no planificaron lo que iban a hacer. El servicio es igual por el mismo boleto, pero te cobran más.

“Está mal todo, necesitamos mejorar un poco más, en lugar de mejorar vamos como los cangrejos, para atrás”, expresó.

Otra usuaria del transporte, doña Juana Andrade, expresa que es bastante difícil usar la Tarjeta, quien además de criticar la implementación de la misma, no le gusta el alto costo del pasaje.

“Está bastante difícil, todavía le falta a las autoridades dar ayuda porque las tarifas está muy mal. Estas tarifas ni se diga, afectan demasiado nuestra economía”, manifestó.

Mauro Sepúlveda, quien usa el transporte público en el área de la Avenida Pablo Livas, en Guadalupe,  asegura que mejor no usa la Tarjeta por ‘tranzas’, pues prefiere pagar la tarifa diferenciada, al cabo que la ruta que usa, el 214 que va de Guadalupe hacia San Pedro, cobra $9 pesos.

“No lo uso por tranzas, como me voy en el 214 y cobra 9 pesos. Voy hasta San Pedro y normalmente prefiero pagar el peso de más a que luego la recargue y a la primera que la use ya me ponga que no tengo saldo”, expresó.

Lo peor de todo, es que el refrán ese que dice hecha la ley, hecha la tranza, algunos conductores ya buscaron la manera de sacar su dinerito extra, pues según platica Ricardo Rangel, usuario de la Ruta 15, que circula en Apodaca, San Nicolás y Monterrey.

“No me ‘late’ (la Tarjeta Feria), pero todo sea por no pagar los 10 pesos. Lo peor de todo es que los camiones de mi casa, el ruta 15, son bien vivos te dicen no funciona el aparato para que esperes otro o pagues los $10 pesos”, expresa.

Sin embargo, otros usuarios, no batallan, pues Mayra Castilleja Herrera, quien viaja con tres hijos, prefiere no usar su tarjeta y pagar un ecotaxi, pues dice que es más seguro y sale casi igual, pero mas cómodo.

“Mejor agarramos un eco, en lugar de estar pagando. A mi mamá le robaron el saldo, le echó $50 pesos y después de subirse a dos camiones, ya no traía nada y eso que paga la mitad, porque es de la tercera edad”, explicó.

Mientras que Mario Jiménez, asegura que para no batallar, mejor paga la tarifa alta y así se evita andar con problemas y corajes.

“Sé que es más caro, pero es menos problema, así no hago corajes. Siempre ando en camiones, pero que tiene, para no hacer corajes”, expresa.

Mientras que Rolando Taméz, quien a pesar de no siempre usar las unidades del transporte, prefiere tener su Tarjeta, no vaya a ser que la necesite algún día.

“Yo ya la saque, por si la llego ocupar algún día. No nací en carro”, agrega.

Así que habrá que pedirle cuentas a los dueños de Enlaces Inteligentes, pues vaya que le han hecho honor a su nombre, pues resultaron ser muy ‘inteligentes’ para estar haciendo su negocio, mientras los usuarios del transporte, que ya de por sí batallan, siguen pagando las consecuencias.

Shortlink:

You must be logged in to post a comment Login